Sabeis cómo es eso de levantarse con las antenas cruzadas? Qué vais a saber, si del otro lado vivis en los mundos de Yupi!!!

Aquí se nos cruzan los cables porque nuestros circuitos eléctricos se dañan. Para mantener en perfecto orden este vehículo o cuerpo físico, nos pasamos el día a sus órdenes. No tengo horas suficientes para darle todo lo que necesita. No se si es por mi condición extraterrestre, o si a ellos les pasa lo mismo.

Tienes que levantarlo y despertarlo con un artilugio llamado “despertador” del que te haces dependiente porque ya no utilizas el poder mental para “controlar” la hora, los poderes se atrofian porque te vuelves tan perezoso que te acomodas a todo tipo de chorradas que atrofian tu potencial.

El Despertador tiene un sonido espantoso y es el primer motivo para cruzarte los cables. Y eso que han mejorado, por lo visto antes eran campanas estridentes que te ponían de los nervios. Tengo entendido que se han utilizado más de una vez como arma arrojadiza y rompe-paredes.

No os podeis imaginar lo que pesa el cuerpo por la mañana. Parece que se ha llenado de pedruscos durante el sueño, ¿de donde vendremos? y tienes que tirar de él para sacarle de la cama. Aún recuerdo aquellos momentos, del otro lado, cuando nuestros despertares eran tan livianos, flotando por el cielo, bailando entre las estrellas…uffff…qué nostalgia!!!

Aquí no hay estrellas, hay muebles, paredes y lo más bonito que veo cuando me asomo a la ventana es el edificio gris de enfrente o al tipo gruesecito haciendo ejercicio. ¡¡¡No veo el cielo!!! ¡¡¡Cómo lo echo de menos!!

Luego tienes que llevarle a la ducha (me refiero al cuerpo, no al hombre ese) porque eso de auto-asearte con el pensamiento no funciona. Se utiliza un elemento acuoso mucho más denso que el que conocemos allí…tan liviano, tan potente…recuerdo como penetraba nuestros cuerpos sutiles y los llenaba de buenas vibraciones…(esto aquí, queridos compañeros extraterrestres, suena totalmente sexual…es un tema que quizás tratemos otro día…ahora prefiero no pervertiros, lo que me faltaba para quedarme aquí eternamente).

¿Sabeis que esta agua está mojada?, ¡¡¡hay que secarlo!!! No se absorbe el agua!!!

Luego viene uno de los grandes dilemas del humano, una de las preguntas trascendentales más frecuentes:

¿Qué me pongo?

Hay que ponerle ropa al cuerpo, nada de energías sutiles multicolores, ni etéricas…los armarios están tan saturados y estancados de tejidos de todas las formas y colores…que les cuesta decidir…en ese aspecto soy afortunado porque tengo lo justo, y aún así, me parece excesivo.

Muchos humanos se pasan horas para decidir qué ponerse, “¿para qué quereis tener tantas cosas, si luego es un problema?”.

También le dedican un tiempo infinito a pintarse la cara.

Si, se disfrazan cada día…se ponen colores por todas partes…por lo visto es bueno para la imagen en sus trabajos…al principio pensaba que se iban de fiesta…pero ir a trabajar no es motivo de fiesta aquí.

En mi opinión las mujeres se llevan la peor parte, claro, que es mi punto de vista humano y de hombre. Además de ponerse ropas super estrechas, como 3 o 4 tallas más pequeñas que su cuerpo, y que serían aptas para sus muñecas o peluches, se suben a unas plataformas que por lo visto es la leche de guay y que les “mola a los tíos”, incluso que quedan super elegantes.

¿Cómo hacen para mantener el equilibrio ahí arriba? Si te fijas en sus espaldas y su columna, puede ver los estragos de esta moda anti-natural. ¿Habrá algún tipo de Master que las prepara a caminar así o a ser las mujeres que se espera para triunfar?

Tienen que ir super monas y guapas a todas partes porque sino no se las valora. ¿Qué fuerte verdad? Se las mide por su aspecto exterior, por el disfraz y ropas incómodas que llevan!!! Por lo visto, cuanto más incómodas vayan, mejor. ¿Podrán sentirse seguras con tanta estrechez?

Como veis, me hago muchas preguntas y es que como no hay permiso para leer la mente, me quedo sin respuestas…aquí se lleva mucho eso de hacer preguntas.

Las mujeres son seres muy especiales. Se les coge mucho cariño. Han elegido un disfraz complejo para mostrar su valía. Valen muchísimo, pero no se lo creen, se les ha olvidado. Les han hecho creer que son inferiores… cuando en realidad todos somos iguales!!!

Y para demostrarlo se pasan la vida haciendo TODO lo habido y por haber…parece como si tuvieran que demostrar al hombre, a los demás,  que son Super-women (“super mujeres” en inglés, ya veis qué nivel tengo, me estoy volviendo políglota).

Al final, cuando te pones a investigar y observas, te das cuenta que tanto hombres como mujeres tienen grandes dosis de miedos, de inseguridad y no saben hacerlo de otra forma.

Cuando el miedo te atrapa, te defiendes, atacas, criticas y es una lucha de poder para millones de personas que no recuerdan que somos complementarios, que ambas identidades son perfectas y deben apoyarse para ser completos.

Y es que volvemos con unas cortinas espesas de amnesia que nos impiden recordar nuestra verdadera valía…parecemos tontos.

Bueno, aún no he llegado al desayuno y ya pasó media mañana…pues mañana os seguiré informando de todo lo que el cuerpo pide, o casi todo.

Allá va un abrazo arco-iris para todas las Confederaciones y Hermandades.

Harxhelish

 Jueves 26 de septiembre, 2013
Etiquetado en: