Viaje mágico a Islandia, parte 2

Sembrando redes de Flores de la vida en la grieta que separa las placas tectónicas de Euroasia y américa del Norte.

Activando estas geometrías y frecuencia Uno en este espacio y todas las “fallas” del planeta, asi como “fallos” de nuestros propios Sistemas Internos (nuestras creencias acerca de cada area del “sistema” en el que vivimos, como Salud, Economía, educación, Religión, Justicia, etc).

En cada uno de los portales que vamos visitando, entregamos a sus Guardianes y Elementales el “agua codificada” con la Frecuencia Uno, para elevar la vibración y cambiar esa vieja información y memorias.

En este caso concreto, estas redes de flores de la vida y códigos del agua, han sido entregados para todos los continentes y a nivel interno, para reconectar con los Códigos de nuestros Sistemas Origen.


Otra playa negra en la que encontramos un enorme “órgano musical” de basalto con forma hexagonal (los 6 elementos).

Al acceder a su interior, en su cueva frente al sonido del mar, accedemos a nuestro subconsciente para liberar a través del sonido, del agua, la flor de la vida y sus 13 CO UNO, y la respiración, las heridas, traumas y sombras profundas…y llevamos a esos espacios vacios la nueva frecuencia y códigos para que se haga la luz.

Qué liberación!!!


Esta iglesia nos acogió mágicamente en el momento justo en el que el Coro estaba ensayando con el Órgano. Fue un regalo escuchar estas voces angelicales y sentir como esta Frecuencia no solo inundaba cada célula nuestra, sino también a nivel planetario llegaba al corazón de 2 de los volcanes más potentes de la isla: uno de esencia Yang (el E 15), otro de Esencia Yin (Hekla).

Una experiencia inolvidable.


Visita activa (no en meditación) al infierno interno de cada uno de nosotros: mente, emociones.

Este viaje que en un principio sonaba muy fuerte, una vez más, al realizarlo desde el juego y diversión, fue como acceder a un parque temático en el que se nos mostraba a través de los vapores, el agua hirviendo y su sonido procedente de las profundidades de la tierra, nos mostró nuestras propias emociones y su lado bello.

Aceptando, integrando y disfrutando de esa parte personal para liberarla de forma fácil. Y con la presencia de esos bellísimos caballos islandeses que vinieron a visitarnos.


Asombrosa visita a un espacio surrealista que parecía salir de la “nada”, como si lo hubieran puesto en ese instante para nosotros.

Lo que nos esperaba en este lugar fue sorprendente. Al conectar con sus Guardianes, los Elementales, el agua…entendimos la noción de “no tiempo”, un espacio donde todo se detiene, y entendemos que asi la dualidad no tiene cabida.

Pero más aún, se nos presentaron Unicornios, Pegaso y la Dragona Blanca…seres mágicos de ANTARES, una estrella, un espacio multidimensional para despertar la Pureza, Ingenuidad del Niño que hay en cada uno. Se abrieron las puertas de ese lugar para ofrecernos la posibilidad de acceder y solicitar la ayuda de uno de estos Seres de Poder para afrontar situaciones en nuestra vida cotidiana y facilitarnos su resolución. Poder, Protección. Sin palabras.

Seguir con la parte 3 del viaje.